UNA OLA DE OPTIMISMO POR CASTRO URDIALES EN CÁNTABRIA

Qué bonito es Castro más son las castreñas, quién pudiera ir a bailar con ellas…

🎶

Y, hablando de música aparece en mi memoria Ataúlfo Argenta, que fue un superdotado para la música. A los siete años daba conciertos de violín y piano, cuando sus profesores habían sido un pescador de Castro Urdiales, y una profesora de la escuela que le enseñó solfeo. Los músicos que trabajaron con él, cantantes y solistas, le describen como un hombre que interiorizaba la música hasta llegar a comprender el verdadero sentido de la composición, para luego poder trasmitirla. Un bonito recuerdo del hombre qué luchó contra las envidias de la época y murió joven en un coche junto al amor del momento. Pero su legado fue maravilloso como la cuna que le meció.

Castro Urdiales

Paseando por el cerro de Santa María compruebo cómo Castro se abre al mar. Este lugar de Cantabria es espejo claro de nuestra tierra verde, pero amorosamente bañada por estas olas espumosas que traen aromas de amores y rumores.

Es precisamente en este cerro donde están algunos de los más imprescindibles lugares que ver en Castro Urdiales: el faro, el castillo, la iglesia de Santa María de la Asunción, la ermita de Santa Ana y el puente medieval, al que también se conoce como puente romano, y que conectaba la ermita de Santa Ana, levantada en lo alto de una roca.

Castro Urdiales

Si quiero comprobar el sabor marinero voy a La Puebla Vieja que la forma un ramillete de calles y Vías estrechas de cuyas fachadas cuelgan las ropas de los pescadores, y donde numerosos bares y tabernas hacen que pasear por ellas sea toda una experiencia gastronómica.

Lubina del cantabrico

Ingredientes Lubina del Cantábrico


Este pez acostumbra a nadar por las costas rocosas y por arenales, estuarios, puertos y dársenas, donde aprovecha para alimentarse. Vivir en zonas donde el mar es más bravo le reporta las cualidades que le hacen tan apreciada, como una carne más musculosa, ya que necesitan moverse más para poder obtener alimento.

Lubina grande al peso dependiendo del número de comensales
Patatas
1 Cebolla
Aceite de oliva virgen extra olió Viridi
Agua
Vinagre de manzana 

🍏

 marinado con lonchas de ajo 🧄

En una sartén con Aceite de Oliva Olio Viridi Virgen Extra Premium, pasamos las patatas cortadas en lonchas y la cebolla en aros gruesos.

Doramos un poco sin quemar las patatas.
Luego ponchamos la cebolla dos minutos.
A la lubina le echamos un chorrito de vinagre previamente.
Aprovechamos el aceite caliente donde hemos hecho las patatas y la cebolla y bañamos la lubina, las patatas y la cebolla
salamos al gusto
Rellenamos la bandeja del horno con un poco de agua (aproximadamente 200 ml=
Luego lo encunamos en el horno y ponemos en el centro la lubina.
Echamos aceite de oliva virgen extra Viridi, un poquito del vinagre, agua ( 60 ml ) y salpimentamos
En el horno a 180 grados lo dejamos hacer para luego emplatarlo.

Lubina al horno